;

en Web en Blog
PARA AGRANDAR LAS IMAGENES, HACER CLIC SOBRE ELLAS

Escuchanos por Internet

23.9.10

Villa Mercedes - San Luis


El Concejo Deliberante sigue sin estar a la altura de las circunstancias
Cuando el Poder Ejecutivo comienza a tener inconvenientes, la mirada de la sociedad se vuelca inmediatamente al Poder Legislativo, y se colocan en estos cuerpos colegiados las esperanzas más sinceras de arribo a soluciones que permitan una salida de las crisis.
En estos últimos convulsionados días, los Mercedinos estamos transitado una de las más graves crisis política e institucional que muestra historia recuerde. En cualquier lugar donde cada vecino haya ido no ha hecho otra cosa que comentar los ribetes de la escandalosa situación. Todos, casi sin excepción, pusieron la mirada en el Concejo Deliberante.


Sucede que independientemente del camino que seguramente llevará adelante la justicia, determinando responsabilidades jurídicas oportunamente, existe el camino político, que debe deslindar responsabilidades institucionales, políticas respecto a esta crisis.


Sin embargo, este cuerpo colegiado, que es acaso el órgano más directo que posee el vecino para transmitir las preocupaciones ciudadanas, que es la “caja de resonancia” de los problemas comunales, una vez más no estuvo a la altura de las circunstancias.
Infinitas son las posibilidades de actuación que tiene el Concejo. Infinitas son las propuestas que pudo analizar. Infinitas fueron las presentaciones que desde los diversos bloque sean ido presentando para, acaso, prevenir situaciones como estas. Pese a todo, la mayoría legislativa miró para el costado, y lo que es más grave, sigue mirando para el costado.
Solo por repasar algunas de las medidas concretas que desde años aguardan ser tratadas en el cajón de algún circunstancial presidente de comisión podemos mencionar:

1- Obligación de presentación de declaración jurada de bienes para todos los funcionarios del municipio, del primero al último. Hoy solo la tienen quienes ocupan cargos electivos. 2- Creación del archivo de Decretos firmados por el Intendente municipal, basándose en el principio republicano de la publicidad de los actos de gobierno. El archivo existía hasta que se derogó bajo el argumento de “ahorrar en fotocopias”. Desde entonces los decretos del intendente son más secretos que los informes de la C.I.A. 3- Publicidad de la lista de proveedores del municipio. 4- Publicidad de listas testigos de precios de bienes, servicios e insumos de productos que el municipio compre. 5- Publicidad de todos los llamados a Concursos de precios y/ licitaciones. 6- Tercerización y bancarización de todo el sistema de recaudaciones, de manera de evitar el manejo de efectivo por parte del área de recaudaciones y permitir el debido control de ingresos de fondos. 7- Ordenanza regulatoria del Capítulo de las Asociaciones Vecinales (Nunca reglamentado y siempre indispensable a la hora de transparentar su funcionamiento y servicios que prestan) 8- Informatización de los expedientes. ¿O acaso no estamos en el San Luis Digital? 9- Acceso a la información pública 10- Publicidad de la nómina detallada del personal que se desempeña en las distintas Secretarías del Municipio (Incluyendo: categoría, carga horaria, sueldo y área de trabajo). De los monotributistas y autos contratados.
Todos estos temas aguardan en algún cajón del Concejo Deliberante.
De todas estas medidas acaso la más importante, que comprende a todas, es la Creación del archivo de Decretos firmados por el Intendente municipal. Con la aprobación de al menos esta sola herramienta, transparentaríamos no solo esta gestión, sino cualquiera que venga en el futuro. Además nos hubiese evitado el estado de situación, y de sospecha permanente, que hoy nos toca vivir. También ahorraríamos en auditorías y discursos contradictorios de diversos funcionarios.
Sin embargo, parece que prevalecen otras cuestiones. Parece que algunos están más preocupados en que esta información no salga a la luz y otros, en hacer especulaciones de tipo electoralista.
Muchos argumentos he tenido que escuchar (y soportar) para no sancionar esta norma elemental. Desde los más insólitos (gasto de fotocopias) hasta los más estúpidos y especulativos (si hacemos esto ahora perjudicaríamos a la próxima gestión). Ninguno razonable. Ninguno con sentido común. Ninguno que privilegie la transparencia en la gestión ni la defensa de los dineros de todos los ciudadanos.
La historia podría haber sido otra. La historia podría ser otra de acá para adelante. La ciudad lo está reclamando, sin embargo, el concejo deliberante una vez más, no estuvo a la altura de las circunstancias y acentúa su eterno divorcio con la sociedad.

José Giraudo
Concejal de Villa Mercedes

DNI: 24739874

No hay comentarios.: