;

en Web en Blog
PARA AGRANDAR LAS IMAGENES, HACER CLIC SOBRE ELLAS

Escuchanos por Internet

21.1.10

Villa Mercedes: Puerta a los llanos, lagunas, el turismo aventura y cuna de la música

Catalogada como segunda ciudad de importancia de la provincia de San Luis, Villa Mercedes surge, pujante y dinámica, a las márgenes del Río Quinto. Su ubicación geográfica la ha hecho conocida como puerta de acceso a las inmensas planicies del sur que alternan con innumerables espejos de agua, gran atractivo para miles de turistas que año a año la visitan con el fin de conocer su extraño paisaje.

Villa Mercedes luce una moderna imagen urbana donde el trazado de calles anchas y frondosas arboledas contrasta con la tradicional “Calle Angosta”, la de una vereda sola, aún principal llamador de visitantes en esta ciudad sanluiseña.

Diversas construcciones comparten con la tradicional calle el peso de los años: la Iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes, de estilo neoclásico toscano; el edificio del Palacio Municipal, de influencia renacentista, entre otros de similar relevancia completan un circuito cultural que permite conocer la historia de la zona y la provincia de San Luis.

El clima templado-cálido, que da lugar a veranos ardientes, y los múltiples y diversos cursos de agua, hacen de Villa Mercedes un sitio ideal donde vacacionar en épocas estivales, disfrutando de sus frescas lagunas y practicando todo tipo de deportes náuticos. En el marco de paisajes encantadores y en contacto directo con la naturaleza, también el turismo de seudo aventura es posible en esta ciudad.

Más allá de Villa Mercedes
Desde Villa Mercedes y hacia las afueras, tres circuitos turísticos capturan la curiosidad de los visitantes conduciéndolos por paisajes encantadores, espacios rurales, sitios de importancia histórica y lugares recreativos; y convirtiéndose en excursiones imperdibles de esta ciudad.

No obstante, el atractivo fundamental externo al centro urbano lo constituyen las más de 170 lagunas -algunas equipadas para recibir pescadores deportivos-, médanos y pastizales componentes de la zona perfecta para el desarrollo de opciones turísticas no convencionales, entre las que destacan el turismo de estancia y los cotos de caza con ejemplares autóctonos y exóticos; mientras que la actividad por excelencia continúa siendo la pesca, caracterizada por el tamaño de los pejerreyes que habitan sus aguas.

Otros interesantes atractivos pueden encontrarse a 50 kilómetros de Villa Mercedes. Allí se alza el Cerro El Morro con su peculiar formación de origen volcánico y, a sus pies, el pueblo homónimo poseedor de una de las iglesias más antiguas de la región y un asombroso museo religioso.

Paisajes de naturaleza profunda, opciones turísticas para todas las preferencias, Villa Mercedes brota en el centro este de San Luis como un seductor punto turístico que no puede dejar de conocer.

San Luis Música
El Molino Fénix, edificio emblemático en la historia de Villa Mercedes, Por su magnitud y sus características -únicas en Latinoamérica-, fue convertido en la Casa de la Música, que contiene dos salas de grabación, un sector gastronómico, oficinas y sala de prensa, entre otras dependencias

La discográfica internacional Sony BMG tiene a su cargo la administración, gerenciamiento y explotación de los estudios de grabación de San Luis Música, de esta manera la discográfica garantiza la utilización de los estudios en la grabación de trabajos de artistas, locales, nacionales e internacionales.

Sony administra estos estudios con pleno conocimiento de su magnitud, que han sido definidos como uno de los cuatro mejores del mundo.

Villa Mercedes, historia de conquistas.
La presencia del hombre en la región de Cuyo data de 8.500 años atrás; es decir, de 6.500 antes de Cristo en las cuevas de Inti Huasi (nombre que proviene del "quechua" y significa Casa del Sol), testigos de esas presencias de grupos tribales en el territorio de San Luis.

Aparentemente esos grupos desaparecieron para reaparecer 300 años después, en el 5.900 ac., cuando la región había adquirido su fisonomía actual para dedicarse a la cacería y la recolección de frutos, como el algarrobo.

A partir de ese momento, la vida en el territorio puntano se transformó y quedó reducida a las márgenes de las sierras. Las más favorables para la cacería en verano fueron las partes altas, mientras que la recolección estuvo vinculada al litoral de los grandes ríos y a las partes bajas, particularmente al Valle de Conlara.

Cuando en el año 2000 ac. ingresaron, procedentes del Sur del Perú, los grupos aborígenes que traían los fundamentos incipientes de la agricultura y ganadería, los grupos humanos ya no pudieron hacer sus traslados temporarios de acuerdo al clima de la época y comienzan a buscar zonas intermedias para su asentamiento.

A partir del año 700 después de Cristo comienzan a generarse grupos aldeanos en los pequeños valles protegidos que permitieron, en sus partes más bajas y húmedas los cultivos, mientras que las paredes del embudo que constituían esos valles, sirvieron para el pastaje del ganado. Las pampas altas y los lugares incultos continuaron aportando la cuota de caza y recolección de diversos frutos. Las condiciones de las Sierras no pudieron permitir otro patrón que el de la Aldea dispersa.

Hoy, muchos de esos grupos aldeanos se han convertido en las poblaciones de distinta importancia que pueblan el actual Valle del Conlara. Hacia el año 1830, San Luis sufría los ataques de los malones, que seguían dirección norte, batallando con todo lo que se presentaba a su paso.

A fines de 1832, Facundo Quiroga, es designado gobernador. El conocido Tigre de los Llanos, decide proteger a la Punta de los Venados (nombre que ostentaba la provincia en sus orígenes).

Hacia 1850, no había cambiado la situación de manera notable, sin embargo había un sentimiento de expansión. Se inició hacia el sur la concreción de esta expansión, con el Gobernador Justo Daract que funda el 1º de diciembre de 1856, el Fuerte Constitucional, en las cercanías del Fuerte de San Lorenzo del Chañar, a orillas del río Quinto, actuando como avanzada de civilización en una zona que dominaban los indígenas pampas.

En 1861, al transformarse en villa tomó el nombre de Mercedes, bajo la advocación de Nuestra Señora de las Mercedes.
Fue declarada ciudad en 1896 y es en la actualidad un destacado centro comercial e industrial y núcleo vial.

No hay comentarios.: