;

en Web en Blog
PARA AGRANDAR LAS IMAGENES, HACER CLIC SOBRE ELLAS

Escuchanos por Internet

31.1.12

Humedales de Guanacache.

El Gobierno construirá azudes para recomponer los humedales de Guanacache

El Gobierno de San Luis a través del Ministerio de Medio Ambiente impulsa una serie de obras que no sólo buscarán volver a dar vida a los Humedales, sino que también mejorarán la calidad de agua del Desaguadero y serán un gran aporte en la lucha contra la desertificación de la zona. Los detalles fueron informados este lunes por la ministra Daiana Hissa.
 
El jueves 2 es el Día Mundial de los Humedales y en San Luis será además uno histórico. A las 18.30 el gobernador de la Provincia, CPN. Claudio Poggi firmará el decreto de homologación del convenio inter-jurisdiccional entre San Luis y Mendoza para construir dos azudes sobre la cuenca del río Desaguadero que permitirán recomponer los humedales de Guanacache.
 
El 30 de diciembre de 2011 el gobernador de la Provincia de Mendoza, Francisco Pérez, firmó este convenio para trabajar en conjunto en la reconstitución del sitio que fue celebrado por la Secretaría de Ambiente de la Nación y distintas organizaciones que defienden el Medio Ambiente y luchan contra la desertificación, y también por la comunidad Huarpe Argentina.
 
Las provincias de Mendoza y San Luis firmaron un primer convenio histórico en 2010 para realizar estudios de impacto ambiental y de factibilidad en la zona que llevaron adelante técnicos de la Universidad de Congreso (casa de estudios mendocina que cuenta con la carrera de Gestión Ambiental). “De estos resultados surgió la propuesta de construir seis azudes niveladores a fin de subir el lecho del Río a su punto original, sin modificar el caudal. De esta forma las crecientes volverán a desbordar el curso de agua y, de a poco, se recompondrá el sitio”, explicó el asesor del Ministerio Omar Saa.
 
“A su vez, mediante estas obras, se aprovechará el agua que desciende de las sierras de San Luis y de cauces eventuales que hoy no alimentan el Desaguadero. Acordamos siempre respetar el caudal ecológico del curso de agua”, señaló la Ministra Daiana Hissa.
 
Los trabajos para lograr esta recuperación se plantearon en etapas. En una primera se licitará la construcción de dos pequeños azudes niveladores de aproximadamente cinco metros de altura sobre el cauce del río Desaguadero. Las obras, ubicadas al norte de la Autopista de las Sierras Puntanas, dejarán el nivel del agua a medio metro del suelo a fin que las crecientes desborden, y no pasen de largo salinizadas como ocurre en la actualidad. Cuando el agua los rebalse, los azudes inundarán casi por partes iguales a las dos jurisdicciones comprendidas: Mendoza y San Luis.
 
“Este trabajo inter-jurisdiccional es un ejemplo a nivel global sobre cómo solucionar problemas ambientales entre varios actores para lograr un mundo más sustentable”, evaluó la Ministra.
 
Además de la importancia natural, los Humedales revisten otra cultural e histórica ya que siglos atrás, era el hogar de los Huarpes, comunidad originaria lagunera que atravesaba las aguas con canoas de totora.
 
Las obras mejorarán la calidad de agua del Desaguadero
“Según estudios realizados por la Universidad de Buenos Aires (UBA), los humedales, una vez restituidos, devolverán al río Desaguadero una mejor calidad de agua, con menores niveles de metales pesados y salinización, ya que actuarán como filtro natural. Esto permitirá a las ciudades de Mendoza y la Pampa, por las que se extiende el Desaguadero, utilizar el agua para uso ganadero, cuestión que hoy, por las condiciones químicas del río, no es posible”, señaló el asesor del Ministerio, Guillermo Aguado.
 
Con estas obras, se abarcan las cinco temáticas ambientales que se maneja actualmente a nivel mundial
 
1.- Protección de los humedales
2.- Lucha contra la desertificación
3.- Preservación de la Biodiversidad
4.- Cumplimiento del Protocolo de Kioto
5.- Lucha contra el cambio climático
 
Este proyecto fue celebrado en el año 2011 por la Convención de la Naciones Unidas por la Lucha contra la Desertificación (UNCCD) a nivel internacional, y la Fundación Agreste a nivel nacional.
 
Lucha contra la desertificación
La construcción de los azudes es un gran paso además en la lucha contra le desertificación de la zona que, por diversas razones antrópicas, alcanza hoy un 98%, en una superficie de 962.000 hectáreas. La desertificación, factor fundamental en el calentamiento global, superó el territorio que ocupaban los humedales y se está extendiendo a tierras productivas aceleradamente.
 
Los humedales además son muy importantes para hacer frente al cambio climático, ya que retienen dióxido de carbono (CO2), uno de los principales gases de efecto invernadero.
 
Los Humedales de las lagunas de Guanacache son unos de los principales de Argentina. Forman parte de la lista se sitios RAMSAR, elaborada en 1975, con el objetivo principal de la conservación y el uso racional de los humedales como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo. La gestión de este sitio Ramsar fue un trabajo conjunto de la Nación Argentina y las provincias de Mendoza, San Luis y San Juan, en las cuales se extiende.
 
Los azudes
Es importante marcar la diferencia entre azudes y presas. El azud es un muro dispuesto transversalmente en un curso de agua y no produce una elevación notable del nivel del agua. Su función es provocar un remanso en el río para desviar parte del caudal. El resto sigue su curso normal. Las presas, en cambio, provocan una notoria elevación del nivel río mediante la creación de un embalse.



Una postal de Guanacache cuando los humedales aún mantenían su esplendor.



La obra permitira recomponer el ecosistema perdido producto de la desertificación.

No hay comentarios.: